Google y Yahoo dan un “no” a la publicidad de apuestas online

agosto 17, 2007 / por / 0 comentarios



Los motores de búsqueda en Internet se han visto envueltos en una situación bastante irónica. Los nuevos informes afirman que Google no acepta contratos de publicidad para compañías de apuestas online, y que Yahoo ha seguido el ejemplo de su homogéneo. Actitud incomprensible, cuando cualquiera puede crear vídeos de pornografía dura y colgarlos fácilmente pagando su publicidad en los buscadores más importantes del mundo.

Los motores de búsqueda y la industria de las apuestas online se están desarrollando tan rápidamente que los ejecutivos de estas compañías no son capaces de establecer un código moral lógico y llegan a crear contradicciones de lo más extrañas.

Líderes del mercado reconocidos públicamente, como PartyGaming y 888, no pueden contratar un servicio de publicidad en Google, ¿pero una banda del Sudeste Asiático que trafica con pornografía dura sí que puede anunciar sus “productos” entre los primeros resultados de búsqueda? ¿Pero en qué mundo vivimos?

Se desconocen aún las razones lógicas que hayan llevado a Google y a Yahoo a tomar tal decisión. Su política de rechazar contratos de publicidad con compañías de apuestas no hace otra cosa que afectar a la optimización del motor de búsqueda (por sus siglas en inglés, SEO). Con la calidad SEO, las compañías de apuestas online se ordenan en los resultados de la búsqueda natural según las palabras clave que se hayan escrito. Toda esta política sin sentido parece querer acabar con el inmenso margen de beneficios tanto de los buscadores como de las compañías de apuestas online.

El ultimo factor a tener en cuenta sobre esta política es el siguiente: Si Google y Yahoo aceptaran este tipo de contratos de publicidad, seguramente éstos se limitarían a las compañías de apuestas más importantes y respetadas del mercado. Pero sin la posibilidad de contratar esta publicidad pagada, Google y Yahoo están (en efecto) rebajando el nivel del juego, forzando a los líderes del mercado a competir (en términos de SEO) con compañías más pequeñas y posiblemente poco éticas. Al no permitir a las grandes compañías de apuestas online el hacerse publicidad contratada, los usuarios que quieran jugar online están más expuestos a los peligros de apostar con operadores desconocidos, si éstos aparecen entre los primeros resultados de la búsqueda natural con la calidad SEO.

Mark Davies, de Betfair, se ha pronunciado al respecto: “Es curioso dónde

Anúnciate en Niktoblogs



SOBRE EL AUTOR
Dejar comentario

*